En los últimos años, el tratamiento con Botox se ha popularizado rápidamente. Este es un derivado de la toxina que produce el botulismo y se puede encontrar en dos tipos, los cuales permiten manejar diferentes respuestas inmunológicas.

Mediante inyecciones el Botox se aplica principalmente a pacientes con líneas de expresión muy marcadas, habitualmente tratado en las arrugas de la frente, el cuello, el ceño y zonas aledañas.

Es un sencillo método que se realiza en pocos minutos sin anestesia y sin dolor. Sus efectos comienzan a ser evidentes casi una semana después de la aplicación y corregirá las arrugas del rostro. Este tratamiento suele durar entre tres y seis meses.

[[cms:companyname]] tratamiento con Botox


Además de eliminar las arrugas temporalmente, el botox también puede ayudar a corregir el estrabismo, la sudoración excesiva y reducir dolores de cabeza.

Este método puede ser aplicado a pacientes de entre 30 y 60 años de edad, por lo que este factor prácticamente no limita los efectos del botox.

Al ser una alternativa estética, su aplicación es más barata que otros procedimientos antiarrugas y no requiere de un ingreso hospitalario. Así, es como el paciente puede continuar con sus actividades diarias después de haber recibido las inyecciones de botox.

Comprueba la calidad de la Clínica Dermatológica del Dr. José María Luna Pérez en Saltillo, Coahuila y elimina las arrugas con botox de una vez por todas.